EL PODER DE LA UNCIÓN

Ministrar sin unción es imposible. Cuando su Espíritu desciende, la atmósfera total cambia y suceden cosas que no ocurrirían si él no se manifestara. Un varón de Dios dijo: «No puedo definir la unción, pero sé cuándo está y cuándo no». Otro ministro definió la unción como «el poder de Dios manifiesto». En realidad casi todas las definiciones que se han dado son muy similares. Yo pienso que es el poder del Espíritu Santo sobre la vida de alguien para hacer la obra sobrenatural de Dios. Al final, el problema no es definirla, sino recibirla. Lo importante no es aprenderla sino tomarla, y lo difícil no es recibirla, sino retenerla. Muchos han orado toda una vida pidiendo disfrutarla y con sinceridad confiesan no haberla alcanzado, o por lo menos admiten no ver resultados palpables. Otros han tenido alguna experiencia sobrenatural y la han recibido, pero no logran retenerla. Algunos frecuentan infinidad de reuniones y congregaciones para renovarla, ya que no han podido retenerla sobre su vida y ministerio. Peor aún, hay quienes creen que estar ungido es emocionarse al predicar, gritar y sudar sin parar.

La unción no tiene nada que ver con el estilo personal para hacer las cosas. Unción es la esencia del poder del Espíritu Santo manifiesto sobre una persona. No es una paloma que bate sus alas deseando llegar a tu vida y mantenerse sobre ti por arte de magia o por algún truco religioso. La unción llegará y permanecerá a través de la genuina búsqueda de Dios y su poder. Debemos buscar a Dios como persona, es decir como alguien con quien se puede tener una relación íntima. Debemos buscar su rostro y también su poder. Si prestas atención a la Escritura, notarás que el salmista le está recordando al pueblo las maravillas y prodigios del Señor. Además, los exhorta a que busquen su rostro y poder si desean verlos manifiestos. Aun la misma Palabra revelada, lo que algunos han llamado el Rhema de Dios (Palabra de Dios para alguien específico, en un momento y con un propósito específicos), vendrá si se busca su Presencia, ya que es la única forma de escuchar su voz revelándola para cada momento. Ser ungido no es casualidad o suerte. La unción es para aquellos que buscan al Señor, su rostro y su poder. La sentirás sobre tu vida como resultado de una diligente, sincera y apasionada búsqueda de su presencia.

INSTITUTO BIBLICO

 

Sopla sobre mí, Espíritu Santo, para que todos mis pensamientos sean santos.

Actúa en mi, Espíritu Santo,
para que también mi trabajo sea santo.

Induce mi corazón, Espíritu Santo,
para que ame solamente a aquello que es santo.

Fortaléceme, Espíritu Santo,
para defender todo lo que es santo.

Guárdame, Espíritu Santo,

para que yo siempre sea santo.

 

"En verdad te digo: El que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. Lo nacido de la carne, es carne; lo nacido del Espíritu, es espíritu"

(Jn 3, 5-6)

 

CUANDO NOS ALEJAMOS DE ÉL

El REGALO MÁS ESPLÉNDIDO

DECISIONES EXCELENTES

TIEMPO PARA ÉL

CATALOGO DE DIOS

CON DIOS NUNCA ESTAS SOLO

LA BATALLA DENTRO DE NOSOTROS

ROMPER CON LA RUTINA

Él ES SUFICIENTE

TRÁTELOS COMO REYES

EL PUNTO DE INCLINACIÓN

LA ENFERMEDAD NO PUEDE

UN MAESTRO EFECTIVO

OTRA OPORTUNIDAD

CUANDO NOS DAÑA

LEVANTARSE Y VOLVER A EMPEZAR

¿SIN AUTORIDAD?

LA MEDICINA DEL CORAZÓN ALEGRE

BIBLIA|INSTITUTO BIBLICO|CURSOS|VIDEOS|CONTACTANOS
Copyright 2012 Radio Vida Cusco. All rights reserved.